Back to top

La Cova de la Pastora de Alcoi (II)

Vitrina 50
En tierras valencianas las tumbas megalíticas son sustituidas por cuevas naturales, como es el caso de la Cueva de la Pastora, donde se enterraron al menos 59 individuos, cuyos restos habían sido agrupados formando paquetes funerarios después de su descarnación. Los ajuares que acompañaban a cada individuo incluían un ídolo oculado de hueso, así como otros tipos de ídolo, elementos de adorno, recipientes cerámicos y útiles líticos.
Los ídolos oculados están decorados con una serie de motivos primarios, como son los ojos, flanqueados por unas bandas de morfología variada que forman las cejas y el tatuaje facial, y una serie de motivos secundarios o complementarios, que incluyen bandas de líneas, retículas, etc., y en ocasiones el triángulo púbico. Estos ídolos se documentan en la mitad meridional de la Península y se identifican con la diosa madre.
Back to top