Restauración

En el laboratorio de conservación y restauración trabajamos sobre un conjunto muy diverso de materiales de procedencia arqueológica (cerámicas, metales, hueso, marfil, piedra, pintura mural, etc.) y realizamos todas aquellas acciones que sirvan para evitar su deterioro y garanticen la pervivencia de las piezas a nuestras futuras generaciones:

- Estudios preliminares (identificación de materiales, diagnóstico de daños, análisis de las causas de alteración, estudios analíticos)
- Tratamientos de conservación y restauración (consolidación, limpieza, estabilización, montaje de fragmentos, reconstrucción de zonas perdidas)
- Conservación preventiva (fabricación de embalajes, control climático)
- Documentación en todas las fases del proceso de intervención

Cualquier actuación directa sobre las piezas se aborda desde el respeto al original y teniendo en cuenta los criterios de mínima intervención, reversibilidad de los tratamientos, fácil reconocimiento de los añadidos e interdisciplinariedad.

Procesos

  • Cerámica

    Los objetos cerámicos procedentes de una excavación arqueológica terrestre suelen descubrirse fragmentados y recubiertos por depósitos superficiales de consistencia variable (incrustaciones terrosas, calcáreas, sales solubles, etc.). Tras realizar el diagnóstico individualizado planteamos un protocolo de intervención que incluye su limpieza, la consolidación de las pastas cerámicas, el montaje de fragmentos y la reconstrucción formal en el caso de que esta sea necesaria. Mención especial merece el tratamiento de cerámicas ibéricas con decoraciones pintadas que precisan de...
  • Material óseo

    Los materiales óseos se utilizaron en la antigüedad para fabricar piezas de uso común u decorativo, desde utensilios a ornamentos de tipo cultural o incluso ritual. Pero dentro de esta categoría debemos incluir no sólo el hueso trabajado, sino incluso los restos esqueléticos humanos que se descubren en tumbas o necrópolis o las colecciones de fauna que igualmente son objeto de tratamientos de conservación y restauración adecuados para facilitar su estudio y garantizar su perdurabilidad.
    Las alteraciones de los restos óseos dependen de varios factores, algunos de ellos a...
  • Metal

    Las intervenciones sobre metal engloban un variado grupo de materiales, desde objetos de bronce, hierro, oro y plata a inscripciones en plomo o colecciones de numismática. Los objetos metálicos se fabrican a partir de la transformación de productos minerales naturales. Están constituidos de metales puros (oro, plata, hierro, cobre, etc.) o por mezcla de metales diversos (aleaciones: bronce, latón, acero, vellón, etc.).

    El tratamiento de metales arqueológicos entraña dificultad al tratarse de objetos que durante su periodo de enterramiento han sufrido cambios en su...
  • Piedra

    La piedra fue uno de los primeros materiales usados por el hombre, tanto en la elaboración de objetos o esculturas como en la construcción de monumentos. El material pétreo tiene estructura cristalina y está constituido por minerales y rocas. Las piedras son porosas, lo que conlleva problemas de cristalización de sales solubles. En los objetos arqueológicos son característicos los depósitos de duras incrustaciones, a menudo de naturaleza carbonática, que se adhieren a la superficie y que ocultan el original, para cuya eliminación es necesario realizar un tratamiento específico...
  • Vidrio

    El vidrio es un sólido amorfo cuyo material base es el sílice, al que en la antigüedad se añadían otros elementos como sodio, potasio, plomo, calcio, magnesio u óxidos metálicos que actuaban como fundentes, estabilizadores o colorantes. Es a partir del periodo romano, con el descubrimiento de la cánula para la técnica de soplado cuando se extiende la producción.

    La fragilidad de los objetos realizados en vidrio y su degradación específica en condiciones atmosféricas desfavorables hacen extremar las precauciones en su tratamiento de conservación y restauración....
    Back to top